Translate

martes, 19 de febrero de 2013

Yoani Sánchez y la exportación cubana de los “mítines de repudio”

Con la exportación de “los mítines de repudio” a Brasil, el gobierno cubano hace dudar de las buenas intenciones de la llamada reforma migratoria puesta en vigor desde el 14 de enero y que ha permitido los viajes de más de tres disidentes al exterior.

Cuando se esperaba fuera una suerte de flexibilización a la libertad de movimiento a que todo ciudadano tiene derecho, ha devenido recrudecimiento y expansión internacional de la intolerancia interna.

En menos de 24 horas la bloguera Yoani Sánchez ha padecido en varias ocasiones del “brazo largo” de la inteligencia cubana, esta vez con el apoyo de grupos afines a la política castrista.

Desde su llegada al aeropuerto de Recife no le han faltado insultos y descréditos. Todo ello, según han reportado medios locales, siguiendo una estrategia dictada desde La Habana y con la participación del cuerpo diplomático cubano en ese país.

Si en el aeropuerto de Recife la esperaban unas 30 personas, en su mayoría miembros del Foro de Entidades de Solidaridad con Cuba, ya para la noche del lunes la aguardaban unos 80 manifestantes a su llegada al Museo Parque do Saber, en la ciudad brasileña de Salvador, donde se había planeado la exhibición de un documental en que la bloguera participa.

La cadena brasileña O'Globo dio cuentas de que estos manifestantes, en su mayoría miembros de movimientos de izquierda, como la Unión de la Juventud Revolucionaria, la Unión de Juventudes Socialistas y la Asociación José Martí de Bahía, rodearon el recinto donde estaba previsto que se proyectara el documental y provocó se suspendiera.

Claro que esta vez “la turba enardecida”, no contaba con la complicidad de la fuerzas del orden, y los organizadores del acto dieron aviso a las autoridades locales y retrasaron la llegada de la opositora, para dar tiempo a las fuerzas de seguridad de acordonar el Museo Parque do Saber, y proteger a la visitante.

A su llegada, Sánchez fue recibida con gritos de rechazo por los manifestantes, ante lo cual la disidente decidió celebrar un debate improvisado con sus críticos y más tarde en su cuenta de twitter lo catalogó de “gritos contra argumentos y consignas contra ideas”

La bloguera destacó que "todos (los manifestantes) tenían el mismo material, impreso de la misma forma, con los mismos colores y palabras". "Como si alguien les hubiese distribuido a esos 'enérgicos' el mismo dossier en su contra. Pero, a pesar de ello, Sánchez afirmó que "Las situaciones difíciles ayudan a probar argumentos y a afilar ideas.

Aún no se sabe que más espera a la autora de Generación Y en los días que le restan en Brasil ni en su gira de 80 días por unos 11 países de América y Europa, pero de lo que sí se puede estar seguro es de que las fuerzas represivas cubanas no cejarán en su intento de convertir en un infierno el anhelado viaje de Yoani Sánchez.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.