Translate

miércoles, 20 de febrero de 2013

Yoani Sánchez en el vórtice de una larga refriega

La bloguera cubana Yoani Sánchez ha abogado hoy en Brasilia por la libertad de cinco espías cubanos encarcelados en Estados Unidos, ha solicitado el fin del embargo económico que Estados Unidos mantiene sobre el gobierno cubano y ha pedido -no queda claro- si el cierre de la cárcel de Guantámo, promesa incumplida por Barrack Obama en su primer mandato, o la devolución de la Base Naval que Estados Unidos mantiene en la bahía de Guantánamo desde principios del Siglo XX, según ha reportado el diario brasileño O Globo.

Ante la solicitud del diputado Glauber Braga del PSB-RJ, la disidente manifestó que el embargo debe terminar ya, y que esa ha sido su posición de siempre, por considerarlo injerencista, fracasado y motivo para la justificación por parte del gobierno cubano al desastre económico político y social que padece la isla.

En cuanto a la liberación de los espías cubanos, más que a razones legales, humanas o políticas, apeló a razones de economía domestica y aseguró que la campaña llevada a cabo por el régimen cubano para su liberación cuesta mucho a su país.

Sobre la Base Naval de Guantánamo solo dijo que desde el punto de vista civilista no puede estar de acuerdo con un sitio donde no se respete la legalidad, no define si se refería a los supuestos atropellos a terroristas encarcelados allí despues de los atentados del de 11 de septiembre a La Torres Gemelas o al Tratado de Bases Navales y Carboneras suscrito en el siglo pasado.

Con esta agenda de tres puntos que coinciden con el paquete de exigencias que hace el gobierno cubano a Washington en todo foro internacional o bilateral, la bloguera se sitúa en el vórtice de una refriega de larga data que crispa los ánimos de las tendencias más visibles de la oposición dentro y fuera de la isla y que ya ha encendido la polémica.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.