Translate

miércoles, 20 de febrero de 2013

Tres fuentes y tres partes del entramado Yoani


En política no hay casualidades ni los político son tan ingenuos como para creer en ellas. Aprovechar cada coyuntura y mostrar las cartas apropiadas mientras se escamotean otros naipes es arte de quienes pretenden llevar adelante un programa.

No es fortuito, ni motivo de asombro para nadie, que una estrategia política abarque más de una arista en su accionar. Las piezas, aunque parezcan extraviadas por todo el tablero, están unidas por un hilo conductor que las convierte en un entramado bien urdido, aunque en ocasiones se sacrifiquen algunos peones.

Les pongo un ejemplo simple y visible ante los ojos menos entrenados. Luego del guirigay que se armara desde horas tempranas del día de hoy por unas controversiales declaraciones de Yoani Sánchez en Brasil, la bloguera cubana ha enviado varios mensajes por las redes sociales sta noche aclarando que usó un tono irónico cuando habló de la liberación de los cinco espías cubanos condenados en Estados Unidos, y que quizás su ironía no se entendió. Eso es una postura política madura porque la moral política es distinta a la moral común. Pero eso no desconecta de los otros hechos. Veamos.

Un grupo de legisladores estadounidenses se reunió el martes con Raúl Castro y otros funcionarios cubanos para tratar asuntos de “interés mutuo”, según han reportado varias agencias de prensa.

La delegación estadounidense estuvo encabezada por el senador Patrick Leahy y conformada por los senadores Jeff Flake, Sherrod Brown, Debbie Stabenow, y Sheldon Whitehouse (todos demócratas, salvo Flake), junto con los representantes demócratas Jim McGovern y Chris Van Hollen.

Leahy había dicho el lunes que quiere volver a Estados Unidos con el contratista Alan P. Gross, pero reconoció que eso es muy poco probable.

El demócrata del estado de Vermont encabezó un viaje similar hace un año, y se reunió tanto con Gross como con Castro y señaló que este nuevo viaje busca principalmente continuar con el entendimiento logrado entonces y trabajar hacia una mejoría de las relaciones entre ambos países.

A menos de 24 horas de la reunión de la delegación estadounidense con Raúl Castro y su canciller Bruno Rodríguez Parrilla, dos prominentes centros de estudios recomendaron el miércoles al presidente Barack Obama relajar aún más las restricciones a Cuba para actualizar la política estadounidense tras cinco décadas de embargo a la isla.

El Grupo de Estudio sobre Cuba, que agrupa a empresarios y profesionales estudiosos de la situación en Cuba, y el Consejo de las Américas, que reúne a empresarios del continente, emitieron sendos reportes que coinciden en recomendar a la Casa Blanca adoptar medidas que amplíen el flujo de recursos e información al pueblo cubano.

Las medidas, que la Casa Blanca podría adoptar sin necesidad de acudir al Congreso, incluyen la provisión de licencias para la importación y exportación de bienes y servicios entre los Estados Unidos y los empresarios privados en Cuba.

Pero el gran obstáculo para un mejoramiento de la relación bilateral es el encarcelamiento en Cuba del estadounidense Alan Gross, quien cumple una sentencia de 15 años. La Habana insiste en que Gross solo será liberado si Washington considera liberar los cinco agentes cubanos encarcelados en Estados Unidos.

Hoy en la mañana el rostro más visible de la disidencia interna, la bloguera cubana Yoani Sánchez ha abogado en Brasilia por la libertad de los cinco espías cubanos encarcelados en Estados Unidos y ha solicitado el fin del embargo económico que Estados Unidos mantiene sobre el gobierno cubano luego de haber afirmado el día anterior en la ciudad de Salvador que las reformas emprendidas por Raúl Castro iban por el camino correcto y eran positivas, solo que marchaban muy lentamente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.