Translate

jueves, 25 de octubre de 2012

La Odisea al revés

Los balseros cubanos que una vez se jugaron la vida en las procelosas aguas de la Corriente del Golfo ya pueden regresar a Ítaca. Los espera una Penélope vestida de jinetera, un Telémaco disfrazado de reguetonero y un Argos con gafas de sol y gorra de pelotero que se gana la vida como mascota de un bicitaxita en La Habana Vieja.

También podrán regresar “los quedaitos” que desertaron durante misiones al exterior desde 1994 cuando se vendían pizzas de condones y bisteces de frazada de piso. Los espera la refrescante Maltinga, la exquisitez de un estofado de Cavia Procellus (curiel) y hasta podrán rentar un carro mero mero como ese en que muriera Oswaldo Payá Sardiñas.

El anuncio fue realizado por el Secretario del Consejo de Estado, Homero (¿quién otro podría escribir La Odisea al revés) Acosta Alvarez, la noche del miércoles en un programa de la televisión cubana.

Homero dedicó unos hexámetros a explicar también que estas eran unas rimas complementarias a la actualización de la política migratoria anunciada el pasado 16 de octubre que entrarán en vigor a partir del 14 de enero de 2013 y dicen así:



Podrán viajar temporalmente a Cuba profesionales de la salud y deportistas de alto rendimiento que abandonaron la misión, hicieron negativa de regreso o salieron ilegalmente del país posterior a 1990, siempre que hayan transcurrido más de ocho años del hecho que dio origen a la prohibición.

Se exceptúan de la posibilidad de retornar quienes salieron a través de la Base Naval de Guantánamo, atendiendo a razones de defensa y seguridad nacional.

Ampliar las causales de repatriación a quienes salieron del país con menos de 16 años y a otras personas por razones humanitarias, entre ellas las que requieran regresar para hacerse cargo de familiares desvalidos en Cuba.

Regularizar las visitas al país de los ciudadanos cubanos que emigraron de manera ilegal cuando eran menores de 16 años, sin exigirles el plazo de ocho años.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.