Translate

sábado, 25 de mayo de 2013

Metamorfosis del ángel


Alguna que otra vez hay que morirse,
lograr la impavidez de los glaciales,
saber que los sucesos son iguales,
y a los dioses les basta con reírse.

Alguna que otra vez hay que sentirse
como esos mismos dioses, tan iguales
de fríos, de ajenos, de inmorales.

Alguna que otra vez hay que erigirse
sobre la fetidez, el asco, las traiciones
y desdeñar ensueños y pasiones
sin el menor dolor, sin compromiso.

Alguna que otra vez darle permiso
a la bestia que somos en el fondo
y dormir como un ángel en lo hondo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.