Translate

lunes, 19 de noviembre de 2012

No sé si Honduras caerá en la celada


La exprimera dama de Honduras Xiomara Castro, pre candidata por el Partido Libertad y Refundación (LIBRE), a las elecciones presidenciales que se celebrarán el próximo año consiguió el domingo erigirse como ganadora de su formación.

Con 131.500 sufragios de las papeletas emitidas en las elecciones primarias, según datos ofrecidos por Enrique Ortez, secretario general del Tribunal Supremo Electoral, la esposa del expresidente Manuel Zelaya, ya marcó su derrotero cuando aseguró al diario El Heraldo que “el pueblo quiere una constituyente y por eso ha salido a votar masivamente”.

El pre candidato presidencial del gobernante Partido Nacional (PN), Juan Orlando Hernández, obtuvo por su parte 128.786 votos y se impuso a su colega de formación política, Ricardo Álvarez, quien sólo alcanzó 111.234 sufragios.

Por el Partido Liberal (PL) el precandidato Mauricio Villeda, se adjudicó 111.120 sufragios, frente a los 90.125 de su compañera Yani Rosenthal.

Ello muestra que los tres candidatos a las elecciones presidenciales del próximo año serán Castro, Hernández y Villeda, y ya los votos estarán más concentrados en las tres formaciones políticas.

Para entonces los conservadores del Partido Nacional unificados podrían contar con el doble o más de los votos obtenidos en las primarias, mientras los liberales, en caso de mantenerse divididos entre LIBRE y Partido Liberal, se verían debilitados e indirectamente colaborarían con los conservadores.

El expresidente Manuel Zelaya, depuesto por los militares por promover una consulta popular para reformar la Constitución, había dicho que "LIBRE romperá el bipartidismo” y luego afirmó que LIBRE, el partido que lidera su esposa, “es un partido pacífico, revolucionario, socialista".

El exmandatario aún aspira a reformar la Constitución, y Castro advirtió que en caso de triunfar en las elecciones, convocará de inmediato una asamblea nacional constituyente para refundar a Honduras.

A mí, personalmente, la lectura y un somero análisis de las cifras de las primarias me hicieron comprender que, a ciencia cierta, no sé si Honduras caerá en la celada (tal vez debí jugar con la palabra y escribir caer en la Zelaya) y me hicieron recordar un fragmento del poema Del pasado efímero de Antonio Machado y que dice así:

Bosteza de políticas banales
dicterios al gobierno reaccionario
y augura que vendrán los liberales
cual torna la cigüeña al campanario.
Un poco labrador, de cielo aguarda
y al cielo teme; alguna vez suspira
pensando en su olivar, al cielo mira
con ojos inquietos si la lluvia tarda.
Lo demás, taciturno, hipocondríaco
prisionero de la Arcadia del presente
le aburre; sólo el humo del tabaco
simula algunas sombras en su frente.

Este hombre no es de ayer, ni es de mañana
sino de nunca; de la cepa hispana.
No es el fruto maduro, ni podrido,
es una fruta vana …

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.