Translate

jueves, 31 de enero de 2013

Yoani Sánchez y el Tomoe Nague político de los viejitos Castro


El judo es el arte marcial que más usa la fuerza del contrario. Un anciano, aparentemente endeble, puede estrellar contra el suelo al más fornido adversario. Para ello lo más socorrido es el Tomoe Nague, al que, en ocasiones, se le llama “el movimiento de los viejitos”.

Este movimiento consiste en situarse frente al contrincante, apresar sus brazos, empujarlo para que reaccione con fuerza hacia adelante, y en ese preciso instante, aprovechando la fuerza del otro, dejarse caer hacia atrás, levantar –flexionada- una de las piernas, colocarla a la altura de la cintura del contendiente y cuando ya esté sobre nosotros estirar bruscamente la pierna y lanzarlo hacia arriba haciéndole dar una voltereta frontal que lo lanzará de espaldas contra el suelo.

Ello, ni más ni menos, ha sido lo usado ayer por el gobierno cubano contra Yoani Sánchez al entregarle su nuevo pasaporte. Ha apelado a la visibilidad y credibilidad alcanzada por la bloguera para demostrar que la política cubana está cambiando. Nadie mejor para limpiarnos el rostro que quien nos lo ha ensuciado.

De ahora en adelante nadie, con voz que sea escuchada, volverá a afirmar que no lo dejan salir del país, y si lo hace, no le creerán o lo acusarán de tener “alguna caquita” que lo invalida, como ha sido el caso de Ángel Moya o José Daniel Ferrer.

Tras haberle negado en más de una veintena de ocasiones el aborrecido y humillante “permiso de salida” y haberse creado con ello un torrente de “mala prensa” en cuanto a la libertad de movimiento, ahora el gobierno cubano, estira el brazo y coloca un documento, que nunca debió ser negado, en manos de Yoani Sánchez, para que ella misma, como embajadora involuntaria y plenipontenciaria, difunda por el mundo "la buena nueva", y con su popularidad, se encargue de hacerle “la buena prensa” que necesitan.

Limpio Tomoe Nague político. ¡Ippon! Decretaría eufórico cualquier juez ante la precisión del movimiento. Nada. Que más saben los Castro por viejos que por diablos, y hay quienes aún creen en Los reyes magos.

lunes, 28 de enero de 2013

El candor de los demócratas.

Creer que se puede negociar con una dictadura totalitaria es de una ingenuidad rayana con el candor infantil. Las dictadura convenian para joder la democracia no para establecerla, sino perderían su esencia. Las dictaduras se aprovochan de la ductilidad negociadoras de las democracias para mantenerse inflexibles, para no ceder. Pero los demócrtas no han aprendido la lección. Un hipopótamo no puede copular con una hormiga, por obvias razones de compatibilidad. La democracia no puede negociar con la dictadura por la esencial incompatibilidad que las hace diferentes.

Sin embargo, el presidente chileno Sabastián Piñera ha asegurado el domingo que Raúl Castro se comprometió a colaborar en la investigación sobre los presuntos autores del asesinato en 1991 del senador Jaime Guzmán, ideólogo de la dictadura de Augusto Pinochet, a manos de miembros del grupo de ultraizquierda Frente Patriótico Manuel Rodríguez (FPMR), que según versiones residen en Cuba.

No dudo que el gobernante cubano se haya comprometido, como tampoco dudo que falte a su compromiso. La historia de este tipo de negociaciones con los hermanos Castro es turbia y extensa.

Todavía hay en Cuba “Panteras Negras” que adeudan cuentas con la justicia estadounidense. Todavía hay en Cuba “Eterras” sobre los cuales penden investigaciones de los tribunales españoles. Todavía no se sabe a ciencia cierta que ha sido de ciertos narcotraficantes que residieron en Cuba por mucho tiempo. Por lo que creo que a Piñera no le alcanzará su mandato presidencial para ver cumplido el compromiso de Raúl Castro.

No se puede olvidar el origen del FPMR y la complicidad del gobierno cubano con su gestión extremista en Chile después de alcanzada la democracia, como tampoco se puede olvidar la injerencia cubana en la política chilena bajo el gobierno de Salvador Allende.

Sin embargo, y dado el derrotero que va tomando “el perfeccionamiento del socialismo” en Cuba no dudo tampoco que Raúl Castro traicione a sus antiguos cómplice, les ponga una pluma en el trasero y se los venda como “guanajos” a Piñera. Porque los Castro, está demostrado, en temas políticos son capaces de extraerle aceite a los mismísimos ladrillos.

Si no me creen, piensen sólo por un momento en el negocio que hicieron a España con Ángel Carromero, el negocio que quieren hacerle a Estados Unidos con Alan P. Gross, y se darán cuenta de que el gobierno chileno no correrá con mayor suerte. ¿Qué le pedirán a cambio a Chile? Aún no se sabe. Pero de que los involucrados en el atentado a Jaime Guzmán no regresarán gratis, de eso pueden estar seguros. Como decía mi abuelo: p’alante vamos.





miércoles, 23 de enero de 2013

Oh, qué CELAC


Oh qué Celac, qué Celac
que no tiene verguenza ni nunca tendrá.

Las Damas de Blanco y Martin Luther King

La lente de la agencia de prensa independiente cubana Hablamos Press, deja constancia de la represión a que fueron sometidas las Damas de Blanco el día en que homenajeban a líder civilista estadounidense.

sábado, 19 de enero de 2013

Lomaciega




                     Para Roberto Manzano Díaz,
                     Alex Pausides,
                    Efraín Morciego Reyes,
                    Raúl e Ibrahín Doblado del Rosario,
                   Emilio Surí Quesada,
                   por las raíces, las tojosas; por Albis Torres.

             

Lazarillo de ti
te exhibo por el mundo.

Nación de sartanejos,
cabalgata febril de los abuelos
-fuego al volver las grupas-;
retrato de mi infancia,
sementera feliz de mis esencias,
cierto sabor de dicha en la memoria,
olores de abandono y de partida,
salmodia de la lluvia en los breñales,
vuelvo a ti cada vez que una pena
socava la estructura que eleva mis anhelos.

                      II

Jardín sin hipogrifos, pérgolas ni columpio,
cortina de bejucos que dan paso
al inmenso salón de los potreros:
mugidos y relinchos,
avispas condotieras lanceándome la oreja,
donde una fruta dulce bailaba en el rocío;
si el crepúsculo era, era un lago cetrino
y sus olas de yerba me inventaban el mar.

En el arroyo manso
esquifes diminutos caídos de los árboles
llevaban a la orilla
la triste hormiga náufraga,
y si busco en su espejo
no encuentro las congojas:
no habían, todavía, nacido las nostalgias,
ni se habían inaugurado los abismos.

                      III

Lagartos: mis dragones,
sólo llamas sus solemnes pañuelos,
sólo bravos rugidos su gentil quisquiqueo;
cocuyos: mis linternas,
guirnalda en los umbríos fantasmas del matojo;
mis duendes: unos güijes que nunca pude ver,
y la ceiba ceñuda,
mansión de los orishas,
esparciendo semillas en motas de peluche.

                        IV

Lomaciega,
mi madre cantando
-tonada quejumbrosa sin guitarra-
mientras vencía
la mugre
de rústicas camisas:

                Vengo desde aquel breñal
                donde anida la gallina.
                Traigo olor de mandarina
                y dulzores del panal.
                Rumorea el platanal
                en mi pecho. La sabana
                es mi patria. La campana
                morada de los bejucos
                me fue enseñando los trucos
                de engalanar mi ventana.

Pureza inmemorial de los sonidos.
solo un grillo a la sombra graneando su sonata,
melodía ululante del viento en los aleros,
redoblante de alas entrando al palomar,
un niño caminando
mientras bate una espiga
y en su mente
es la espada que le ayuda en sus miedos.

Alta tarde de azules deslumbrantes,
corceles de vapor trotando por su techo,
papalote perdido que se mudó a una guásima,
Novia –sin que ella lo supiera-
de suaves trenzas rubias
que me obligaba a escapar de sus pellizcos,
pompas iridiscentes,
-cascada de cristal-
filigrana de sol que cae de la batea:
-¡muchacho, que eres lelo, deja las musarañas¡-
Y me mira muy cálido,
hondo hasta la caricia;
jugamos a que soy un viejo marinero
varado entre la espuma
de su terca labor:
trimbra otra vez
su voz entre las ramas:

                 Soy mango que en la vereda
                 enamora al caminante.
                 Pero en un gajo distante
                 mi corazón está en veda.
                 Me gusta escuchar la queda
                 canción que entre el espartillo
                 trina un pájaro sencillo
                 esperando la llegada
                 del hombre que en la alborada
                 me dio un beso junto al trillo.

Mi padre es un sombrero que cae sobre el taburete,
el humo del tabaco desdibujando el rostro,
la fuerza montaraz que me levanta
a la altura de un beso;
yo, pequeño Sancho Panza deslumbrado,
domando un suave trote en sus rodillas,
y su pecho,
la cuna donde mejor reposo.

Escucho entre murmullos que soy un hombrecito
y me acurruco fuerte,
implorando a sus brazos no me dejen crecer

                        V

Pero he crecido tanto,
Lomaciega,
mi reino, mi serrallo,
que no sé si es crecer
o irme pudriendo;
vuelves entre las brumas de un hosco laberinto,
han erigido sus tapias las tinieblas,
sus mapas cicatrices
sus grises melancólicos el tiempo.
Me pierdo
y me rebusco.
Tropiezo,
doy de bruces,
resbalo hasta el averno,
y cuando estoy muriendo
te reencuentro
y me aferro a tus tallos principales,
tus íntimos rizomas,
y salta una rabiche
y me saluda,

          ´´ Buenos días, tojosa;
             buenos días, bejuco de boniato ´´,

y pone una guayaba
su aromas en mis dolencias
y viene aquella novia
que con sus trenzas rubias
-benignas sierpes al bordar el amor-
teje una cuerda fiel
y me la lanza
y entonces soy Perseo venciendo al minotauro.

                        VI

Lomaciega,
relincho desbocado,
coces sobre mi pecho, resonando.

República al galope sin permiso,
sartanejos mambises
donde aprendí la ley del desafío.

Te domé y me domaste
de tí aprendí el abrazo y la estocada.

Soy rústico y frutal como el naranjo
que me dio de beber en la canícula,
el críptico caguayo que camuflan los troncos
hendidos por las hachas brutales del recuerdo,
transparente vitral de la llovizna.

Tengo de manantiales
y de ortiga
y todavía me asombro
si el sol tiñe en rosados los nimbos de la tarde.

                        VII


Luego me presentaron el tedio y las lociones,
servilleta al regazo,
tenedores al uso,
aunque en mi cuello el nudo
de verduga corbata
siempre fuera torcido.

Perdí la emanación de los azahares,
el acre olor del potro,
el torpe camisón de los tamales,
gocé plácidamente de la holganza,
limón de contrabando me dieron a beber.

Descubrí los aviones,
pegasos para mí,
que siempre cabalgué
sin arnés mi tordillo.

Palpé personalmente los glaciares carámbanos
de una nieve feroz que me prestaron
para que conociera la espiral de la historia,
los sucesos heroicos del Palacio de Invierno,
cuando yo deseaba
realmente
caminar con Liudmila por Yasnaia Poliana.

¡Ah, señoras hastiadas –cascajos de la incuria-
salones estucados, mofletudos jerarcas
que aún en sus ricos paños enseñaban los glúteos.
Qué ganas de gritar:

               -¡El rey está desnudo¡
               Así de niño y de guajiro era.

Encajé malamente en el friso de bronce
que se estaba esculpiendo.
Adquirí el sentimiento,
morboso,
de haber nacido tarde,
cuando los padres ínclitos, los muchachos de mármol,
ya habían fabricado
a su modo las Eras.
Volátil
se escapó mi condición
de honrado traficante
de lunas sin nevadas.
Fui cantor de encomiendas,
consignas por encargo;
redactor de filípicas doradas
que escondieron la jiba del conde corcovado.

Impávido quedé frente al espejo
que mostró sin piedad mi nueva geografía.
Era un extraño tipo sin los aires montuosos,
papagayo en el aro.

Clamé por Paracelso
lo invoqué con vapores de azufre,
con la retorta lista,
con alquimias oscuras
y rogué para mí cierta palingenesia,
que restaurara al niño devorado,
al poeta feliz de las tojosas,
y me juré volver.

              VIII
A ti llego, Lomaciega.
He vuelto como el mendigo
para pedirte mi abrigo
de fértil niñez labriega.
He vuelto como el que llega
a la casa paternal
donde me espera el fanal
de mis noches campesinas
para curar las mezquinas
ansias del mundo banal.

Vengo solo, vengo herido,
cabe el mundo en tus naranjas.
Tu flamboyán y tus zanjas,
tu tojosa en tibio nido
son joyas que he prometido
recuperar si volvía.
Aquí estoy, y todavía
me siento como desnudo
porque pudo el tiempo, pudo
dejarme el alma vacía

Si me conozco y te canto,
si soporto el golpe rudo
es porque somos un nudo
hilvanado con tu encanto.
Si en mis caídas levanto
la cerviz con gallardía
es porque corre, bravía,
tu savia por mis contornos
y si ando escaso de adornos,
es así como debía.

Soy tu arroyo, soy tu abeja
libando el caracolillo.
Soy chuchazo en el fondillo
sin proferir una queja.
Soy mi casa, roja teja,
hecha de tu propio barro,
leche de vaca en un jarro,
cerdo asado con carbones,
bota de recios cordones
para tu niño bizarro.

                   IX

Te yergues, Lomaciega,
eres mástil potente contra los huracanes,
la jarcia resistente que me anuda a la vida,
el arca que soñé
para salvar mis hijos,
mi esposa,
mis palomas.

Visceral y telúrica,
magnética y vibrante,
como cascos cerriles
del potro en que te heredo,
me habitas y recorres.
Soy tu rama
y tu flor,
tu espina
y tus guijarros,
te defiendo a morir
y resucito en ti.
Vienes hecha en mi sangre,
mis pulmones,
somos como siameses
destinados a andar esta danza abrazados.

Lomaciega,
campana de chamisco
para el asma en mi hermano,
salvia bajo el sombrero
contra la cefalea,
tizana en mi memoria
contra los desamparos.

jueves, 17 de enero de 2013

Radio Martí y el trino enigmático


No quito ni pongo. Copio y pego. Que es lo más cercano hoy al supuesto periodismo que, a veces, leo por estos días. Este es un misterioso twitt. Lo que en español podría decirse, un enigmático trino. Porque eso hacen los pajarillos: trinar. Pero la modernidad, la globalización y la cibernética han impuesto twitear. ¿Qué le vamos a hacer? Aquí va el trino. Un pajarillo verde olivo lo emitió este 17 de enero de 2012.

Yohandry8787 @ricardonmarti Qué le pasa a Radio Martí. Ahora los periodistas de esa emisora quieren escribir en Granma... La vida tiene sus cosas. #Cuba 3 hours ago • reply • retweet • favorite

No sé cuál es el motivo. No sé cuál la intención. No sé a quién, en específico, va dirigido. Pero es extraño su origen. No se aclara la razón. Simplemente pregunta. ¿Qué le pasa a Radio Martí? Luego acusa. Ahora los periodistas de esa emisora quieren escribir en Granma. Más tarde sentencia. La vida tiene sus cosas.

Yohandry (quiero decir, la policía política cubana) sabe lo que le pasa a Radio Martí. Para eso lo monitorea a diario. Radio Martí perdió el rumbo. No cumple la misión para la que fue creado. Es caulquier cosa menos lo que soñaron Ronald Reagan y Jorge Más Canosa. Y de eso se alegra. Casi aplaude. Vivan las rifas de objetos que no llegan a sus ganadores. Salve a las actrices pornos explicando los beneficios del uso del condón. Hurras a los programas comerciales de artículos de la pobreza cubana en un revoltillo sin huevos. ¿Qué más se puede pedir para una evasión sin fronteras, para una esclavitud con entretenimientos?

En cuanto a que sus periodistas quieran escribir en Granma, ya es algo dudoso. Con el aburrimiento, la chatura y el facilismo, y en ocasiones censura, que padecen en Radio Martí ya les basta, y además, Granma no paga igual. Pero si se refiere a que la diferencia es casi nula entre ambos “órganos”, ya habría que pensarlo. Solo basta con que Granma publique una de las “nuevas reformas” para que Radio Martí la eleve a categoría de “cambios positivos” y casi la santifique.

Y en eso de que la vida tiene sus cosas, no cabe duda. No me extrañaría que con la onda “pueblo a pueblo” o con los “intercambios académicos y culturales” más la nueva política migratoria se pueda, en fecha no muy lejana, procurar un “encuentro solidario” entre ambos “colectivos de trabajadores” para estrechar “los lazos fraternales” entre ambas orillas del periodismo.





miércoles, 16 de enero de 2013

Rayón de tiza



                        Rayón de tiza que tracé en la tarde
                                                 Alfonso Quiñones.



Rayón de tiza que tracé en la tarde
con torpe ingenuidad de campesino
más que vuelo de garza fue camino
donde tal vez la muerte no me aguarde.

No sé si fue temprano o si fue tarde
pero al cielo la mano alcé sin tino
y más que un ave dibujé su trino
y en el cielo del pecho aun me arde.

No soñé con albatros ni gaviotas
que al confundir sus plumas con los cirros
apartaran de mí torvos esbirros

que asesinan impúdicos los vuelos.
Más bien, solo soñé con otros cielos
donde sanar mis alas viejas, rotas.

martes, 15 de enero de 2013

El último, apague El Morro

Caridad, la de La Lisa,
ya pidió su pasaporte
y anda buscando “un consorte”
que le “resuelva” la visa.
Ha dicho que con “divisa”
pagará por el socorro
y que hasta un gallo machorro
a la virgen va a ofrendar
cuando la deje gritar:
¡El último, apague El Morro!

Camilito, el del Vedado,
también se zumbó la cola
y dice que hasta p’Angola
se va mañana o pasado.
Ha dicho que en cualquier lado
se vive sin tanto engorro
y se pasa por “el forro”
lo que puedan opinar,
que él lo que quiere es gritar:
¡El último, apague El Morro!

También la viudita Eufrasia,
vecina de Miramar,
ha dicho que va a indagar
si dan visas para el Asia.
Ella siempre fue reacia
a las “muelas” del pedorro
pero un marido modorro
que le tocó por azar
ni en balsa quiso gritar:
¡El último, apague El Morro!

Por último, Doña Aurora
que vive por La Vigía,
gritó ayer: ¡esta es la mía,
y no hay quien me pare ahora!
Me voy en locomotora,
en barco, en avión a chorro,
pero el hambre me la ahorro
y del yugo me desquito
porque mañana yo grito:
¡El último, apague El Morro!









sábado, 12 de enero de 2013

Mujer venezolana trae al mundo 27 150 088 niños en un solo parto

Hasta que se supo la noticia del parto múltiple más grande del mundo, Doña Elena había tenido sólo siete hijos: Adán, Hugo, Narciso, Argenis, Aníbal, Enzo –fallecido a los seis meses de nacido– y Adelis, y, según cuentan a todos los educó con mano de hierro.

Hasta entonces era muy mentada gracias al segundo de ellos. Pero el 10 de enero de 2013, gracias a un condón chino en mal estado debido a su pésimo rigor en el almacenemiento, pasó a ser la madre más prolífica y, por supuesto, más mentada del planeta. Si antes se cagaban en la madre de uno solo de sus hijos, imaginen ahora que parió de un tirón 27 millones 150 mil 88.

El censo de población terminado el 30 de octubre de 2011, arrojó que Venezuela contaba con una población de 27 150 095 habitantes pero lo que no se sabía era que todos eran hijo de Doña Elena y llevaban el apellido Chávez.

Nicolás, vocero de la familia y quien creía apellidarse Maduro, fue el encargado de explicar al mundo de la capacidad paritoria de Doña Elena, quien a partir de ese instante pasó a ser su madre y receptora de las cagadas que recibe por causa de él.

“Todos somos Chávez” aseguró el antiguo Maduro ante decenas de miles de sus asombrados hermanos reunidos en los alrededores del Palacio de Miraflores que sin saber cómo ni cuándo habían perdido su patronímico de Capriles, Rosales, Baduel, Ortiz o Malavé.

El caso es que una vez sabido que Doña Elena no es tan frígida como apuntaba su apellido anterior (Frías), ahora el apellido de Don Hugo de los Reyes es el único en Venezuela y que por tanto el poder de los Chávez será eterno, según las nuevas reglas de sucesión de la guillotinada Constitución de ese país.

Pero según trascendió, por otras fuentes, Don Hugo tiene pensado presentar una demanda a la Empresa de Condones China "Ojitos rasgados que no verán el mundo" bajo cargos de superpoblación no planificada ya que, según aseguró, sus espermatozoides no podrían alcanzar esa cifra desmesurada, lo que indica que el condón usado por él estaba contaminado.

viernes, 11 de enero de 2013

Cristina que Humala eres, qué Humala eres, Cristina.


Los restos del presidente venezolano, Hugo Chávez, han confirmado desde la Habana que América del Sur goza de muy buena salud, aunque él esté muy jodido como para ponerse a atender a los presidentes que llegan a  visitarlo en el "Hospital Hermanitos Castro de la Calamidad".

Un cable de fibra óptica enviado por Caracas a Santiago de Cuba indica que aunque la conexión del mandatario con la realidad es mínima y controlada por Cuba, Chávez elogió los avances de las tiroides de Cristina Fernández y la sensualidad del botox en sus labios.

Añade el cable que Ollanta Humala, a pesar de asegurar a la oposición peruana que no lo visitaría, también se dio un saltico por el hospital “Hermanitos Castro de la Calamidad” donde recibió los parabienes del recién investido inválido venezolano y recordaron juntos sus orígenes castrences.

El cable señala, además, que Nicolás Maduro también viaja este viernes a la capital cubana para cerciorarse de que aún puede seguir sin gobernar pero fingiendo muy bien que lo hace.

Apunta, por último, el cable de fibra óptica que en poco llegaran a La Habana el tupamaro José Mujica y el cocalero Evo Morales con lo que se garantizará que el sepelio demore hasta próximo aviso, y no dude nadie que de este viajeteo hasta salga su fotico boba o su videito jodedor.

jueves, 10 de enero de 2013

Caracas, fíjate en mí... (improvisaciones para este 10 de enero)

Caracas, soy el acíbar
de aquel antiguo viajero
que aún con polvo del sendero
preguntara por Bolívar.
Transformaron el almíbar
que bebí de aquel relato
en un turbio garabato
de pinceles carmesí.
Caracas, fíjate en mí,
mañana soy tu retrato

Amanecí de Pionero
una mañana de abril
y más tarde, de fusil
al hombro, compañero
miliciano. Un balsero
vi alejarse. ¡Ingrato!
Gritaron. Huevos, zapato,
mierda tiraron. Lo vi.
Caracas, fíjate en mí,
Mañana soy tu retrato.

Plaza cívica. Desfiles,
banderas rojas al aire
y las insignias de Baire
rezagadas. Los misiles
escondidos. Civiles
con cartucheras. Chivato
en cada esquina. Silbato,
patrullero, quieto ahí:
Caracas, fíjate en mí.
mañana soy tu retrato.

Opositor, punto en boca,
tisana por medicina,
adiós al queso, a la harina,
hay carne, mas, no te toca.
Puerto Mariel, Camarioca.
Maleconazo. Hasta el gato
se va. Remesa. Buen trato.
¡Yanqui no! ¡Cuba sí!
Caracas, fíjate en mí,
Mañana soy tu retrato.

miércoles, 9 de enero de 2013

El turno de Emilia

Desde hace algún tiempo no tenía información sobre el aguerrido Oscar Elías Biscet. Hoy el opositor cubano volvió a ser noticia. Un despacho de EFE indica que presentó en La Habana un manifiesto denominado “Proyecto Emilia”, con el que pretende recabar firmas entre sus compatriotas para promover el cambio de la isla hacia la democracia.


Biscet leyó el documento en una comparecencia ante varios medios internacionales, donde reclamó un “cambio total” en Cuba porque “el pueblo está cansado ya de tiranía”.

En ese manifiesto se declara “ilegítimos” e “ilegales” las actuales Constitución y Asamblea cubana, así como el Consejo de Estado y el Gobierno.

La intención es recabar firmas de adhesión a ese manifiesto y presentarlo después ante organismos internacionales como la Corte Penal Internacional y la Corte Interamericana de Derechos Humanos, entre otros.

La iniciativa se llama “Proyecto Emilia” en recuerdo a Emilia Teurbe Tolón, una patricia matancera que bordó la primera bandera cubana a mediados del siglo XIX.

El proyecto Emilia ha sido antecedido por el Proyecto Varela, el proyecto Heredia, la Demanda ciudadana por otra Cuba y otros proyectos más o menos conocidos que siempre han partido de la acumulación de firmas y que el gobierno cubano ha obviado. El proyecto Varela, liderado por Oswaldo Payá Sardiña, ha sido el más conocido dentro y fuera de la isla, logró acumular más de 20 000 firma y provocó una modificación de la Constitución de 1976.

Lo que dijo Lamberto



Ante las confusiones que ha generado y genera la nueva política migratoria cubana entre la población de la isla, diríase despepitada por verle el lomo al planeta desde un avión, ya sin riesgos de morir en el intento, la televisión cubana invitó el martes en la mañana al segundo jefe de la dirección de Inmigración y Extranjería, el coronel Lamberto Fraga Hernández para que explicara como podría ser la desbandada a partir del día 14 de enero.

He aquí, lo que dijo Lamberto.






martes, 8 de enero de 2013

Venezuela o la legitimación del ágora


Cada vez que Fidel Castro iba a romper con una tradición democrática legislada en la Constitución que nunca reinstaló, apelaba a la muchedumbre. La manipulaba y concentraba en una plaza para a gritos enardecidos de “Paredón, Paredón” llevar adelante juicios sumarísimo que terminaban en el asesinato de sus adversarios; o a coros embravecidos de “Se Ñamaba, Se Ñamaba” expropiar grandes empresas; o a convocatorias furiosas de “Que se vayan, Que se vayan” expulsar de su país a miles de nacionales. Y todo quedaba como la voluntad unánime del pueblo. A ese tipo de plebiscito a mano alzada y voz en cuello de la muchedumbre apeló el caudillo cubano desde los primeros momentos para legitimar sus trampas políticas y tantos y tan buenos resultados le dio que lo ha exportado.

Ahora, y siguiendo las pasos de la rectoría cubana, el gobernante Partido Socialista Unido de Venezuela ha convocado para el próximo jueves, 10 de enero, una concentración frente a la sede de la Presidencia para apoyar el posible aplazamiento 'sine die' de la toma de posesión del mandatario, Hugo Chávez, en vez de acatar la letra y el espíritu de la Constitución.

El presidente de la Asamblea Nacional, Diosdado Cabello, ha llamado a la ciudadanía a salir a la calle "para darle (supongo que quiso decir propinarle) una derrota contundente a quienes quieran desestabilizar el país”. Y uno se pregunta, ¿no son ellos quienes desestabilizan y dividen el país al no cumplir lo establecido en la Carta Magna de esa nación?

Cabello ha explicado en una comparecencia ante la prensa que su Partido hará frente a los que quieren "sembrar dudas" sobre la situación política de Venezuela con una concentración en el Palacio de Miraflores de Caracas. No creo que alguien, fuera de ellos mismos, quiera sembrar dudas. Es evidente que Hugo Chávez no podrá tomar posesión de un nuevo mandato y eso haría ilegítimo la continuidad del viejo gobierno o el establecimiento de cualquier otro gobierno que se establezca sin ser votado en elecciones.

Las dudas, las violaciones y las posibles consecuencias las están sembrando ellos. Pero por temor a perder en unas nuevas elecciones, apelan a la supuesta legitimación del ágora, y allá ira el pueblo manipulado a servir de pedestal para la trampa.

De establecerse este mecanismo, Venezuela quedará sin leyes y en lo adelante, con Chávez o sin Chávez, cada vez que los dueños del poder quieran imponerse, lo harán por medio de grandes movilizaciones. Queda al mundo democrático determinar qué tipo de relaciones mantendrá con un gobierno de facto que se vislumbra en Venezuela.



lunes, 7 de enero de 2013

La oculta terquedad del cornudo perfecto

Como cada mañana de mi vida, hoy también cumplí el ritual. Abluciones sin prisa, ablaciones tranquilas, oblaciones inexistentes. Luego café fuerte, cigarrillo asesino, lectura suspicaz. Pilón, Marlboro y los periódicos, una fórmula de la cuál no se sabe el ingrediente más letal.

El tema Cuba, por supuesto, primero. Es esa terquedad oculta e incontrolable del cornudo perfecto. Ella te traiciona pero no puedes dejar de amarla. Así hallé que el senador John Kerry, nominado por el presidente Barack Obama para convertirse en el próximo Secretario de Estado, mantuvo un encuentro secreto con el ministro de Relaciones Exteriores de Cuba, Bruno Rodríguez Parrilla.

La cita estuvo relacionada con las gestiones realizadas en 2010 por el gobierno de Estados Unidos para lograr la liberación del subcontratista Alan Gross, ello según la revista Foreign Affairs, y El Nuevo Herald que batió algunos párrafos de la anterior publicación.

Pero también me enteré, chismosos y necesarios que son los periódicos, que un mes antes el sub secretario adjunto de Estado, Arturo Valenzuela, también se había reunido con Rodríguez Parrilla, gracias a la mediación del gobierno de España, con igual objetivo.

Sin embargo, “todo es confuso”…”fugaz, pasado, baldío, turbio”…”todo inseguro”…Polvo sin mundo”…Nada se logró. Los encuentros no condujeron a ninguna solución.

Dicen Foreign Affairs y El Herald que frente a Valenzuela, el canciller cubano se limitó a un “sermón” de alrededor de una hora sobre el historial de quejas que por lo general el gobierno cubano saca a relucir cuando le conviene.

Lo que ofrecían los funcionarios y políticos estadounidenses era una reducción y cambio de los programas de la USAID mientras que los “cubanos expresaron confianza” en que Gross sería liberado tras el juicio a celebrarse en marzo de 2011.

Kerry cumplió. Mandó congelar la entrega de 20 millones de dólares para los programas de ayuda a la democracia en Cuba, pero Cuba le sonó 15 añitos de cárcel a Gross para que quedara bien claro que aspiraban a más, y si no llega a ser por la intervención del senador Bob Menéndez hasta Radio Martí se va del aire.

A España, por liarse con Valenzuela, le prepararon “el casito Carromero” para que entendiera de una buena vez lo que es negociar con Cuba. A Kerry y a R2D2 Valenzuela le volvieron a espetar que si “los cinco héroes” no vuelven antes de que El gran Burundú Burundá estire la pata, no hay jugada, por su santa moringa.

Por delante queda mucho trecho. Cuba sin embargo. Sin embargo, con embargo o sin embargo, Cuba seguirá poniendo un, sin embargo…Luego que le quiten el embargo comenzará su lucha porque le paguen los daños causados por el embargo, y seguirá La historia interminable.











sábado, 5 de enero de 2013

¿Chávez o el chavismo?

Un comentario en el que Juan Manuel Cao expone una hipótesis muy particular sobre los manejos de La Habana en cuanto a la salud de Hugo Chávez y los intereses del castrismo. Aquí se los dejo.

viernes, 4 de enero de 2013

Un día del cual tengo ya el recuerdo


Jueves será. Y se juramente o no Hugo Chávez, no pasará nada. Me gustaría pensar que sí. Pero no pasará nada. Si me pidieran que explique no podría más que recordar.

A la muerte de Vladimir Ilich Lenin la naciente Unión Soviética ardía en pujas, ardides e intriga. A sangre y trampas José Stalin se encaramó en el poder. A la muerte de Stalin volvieron las comidillas y los empujones. Al trono llegó entonces el jaranero Nikita Krushov y así, uno tras otros, la muerte fue raleando a la vieja estirpe. El batón llegó a manos de Mijail Gorbachov. Pasaron más de 70 años para que se reiniciara lo que Lenin había abortado en 1917.

Los comunistas aprendieron muy bien el arte de la sucesión. Y es que a todos les complace el goce de la eternización en el poder. Y saben conseguirlo convirtiendo “al muerto” en bandera y punta de lanza del heredero, aunque más adelante, impelidos por nuevas realidades, lo descuarticen.

En Cuba, luego de más de cuarenta años, Fidel Castro se vio impedido de seguir ejerciendo el eterno mandato. Su caída y decadencia hizo reflotar el viejo y sórdido ajetreo de cuchicheos, aspiraciones, conspiraciones y venganzas. Raúl Castro, el heredero designado, tomó las riendas, y hasta hoy. Nada pasó.

Venezuela palpita, se contorsiona. Pero la estirpe chavista sabe que tiene el poder y quiere retenerlo. Cómo lo hará. Como enseñó Lenin, como aprendió Fidel. Puede ser Diosdado Cabello, puede ser Nicolás Maduro. Ambos ya empezaron a convertir al convaleciente Hugo Chávez en bandera y punta de lanza. El 10 de enero jueves será y no pasará nada. Es un día del cual tengo ya el recuerdo.