Translate

viernes, 17 de agosto de 2012

Anagnórisis



Lo que he vivido soy.
La resistencia
de cabalgar los días, sin délficos augurios,
sin caracoles rústicos.
El sueño de llegar hasta una luz
que era simple crepúsculo.
Empeño de atrapar con volutas de humo
las cumbres que en tinieblas mostraba
el devenir hacia olvido.

La nada es esa casa en que habitamos
creyendo que el pincel que la dibuja es diestro
en porvenires y caminos.
Ceguera proverbial la de los ojos,
cristal sin más recuerdos
que un paisaje difuso.

Ese niño cadáver rescatado en tardes de nostalgia
y unas espadas
rotas herencia del abuelo.
Unos recuerdos rencos
donde el lodo ahora es joya,
la palabra
una apuesta neciamente calcada de quienes
la llenaron de agonía,
la ruta un recoveco
que concluye en el sitio donde se comenzó.

Lo que he vivido soy.
Esa inocencia
que de creerlo todo morirá sin creencias.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.