Translate

lunes, 3 de mayo de 2010

Coñema erótico

















Manduco en vuestras sábanas manjares
que alimentan mi impulso perdulario.
Devoro con fruición el recetario
que guardáis estofando en los ijares.


Me tiembla el corazón y los molares
si descubro los trucos culinarios
que inventan para mí los dos corsarios
que lleváis en el pecho de alamares.


Del hartazgo me muero y resucito,
regreso pantagruélico a la mesa.


No renuncio a la placa donde reza
que jamás abdiqué de mi apetito.


Soy un hartón de dionisíacos Eros
y de esa condición no pongo peros.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.