Translate

lunes, 7 de junio de 2010

Tres genialidades de mi nieto más prqueño Manolín IV



El sol





Palmas


Peces


Crayolas sobre pared.
Supongo que los títulos son de Manolitín III.


12 comentarios:

  1. ¡Tenemos otro artista en casa! :-)
    ¡¡ENHORABUENA!!

    ResponderEliminar
  2. No hay nada más tierno que un abuelito con su nieto.
    pero como dice Barbarito, ahí hay madera genética.

    No sabía que tenías otros hijos aparte del muchachote que aparece con vosotros en FB. Ni mucho menos que tuvieras varios nietos.

    Siempre me sorprendes.

    ResponderEliminar
  3. Nietos, lo que se llama nietos, tengo dos: Samuel, de mi hija Teirelsy, y Manolitín IV, de mi hijo Manolitin III. Pablo aún no se ha embullado, y Gabriel, el de FB, ni lo sueña.
    un abrazote.

    ResponderEliminar
  4. Qué sorpresa esa familia numerosa.
    Entiendo que tú eres Manolitín II, e incluso que hubo un abuelo Manolitín. Interesante esta dinastía..

    Esta cuenta Google me falla; siempre debo hacer una prueba antes.

    ResponderEliminar
  5. Mi bisabuelo:Manuel. Mi abuelo: Pablo. Mi padre: Manuel. Yo, Manuel. Mi hijo mayor: Manuel. Mi hijo del medio: Pablo, como el abuelo. Mi nieto menor: Manuel. Esperamos por el nieto del medio para: Pablo. Gabriel es la rabujita. No sé si me dará el tiempo para el nieto: Gabriel. Muy macondiano, ¿verdad?

    ResponderEliminar
  6. Sí, hay algo de saga macondiana.
    Gabriel me gusta mucho- el nombre, tu hijo tb parece buen mozo, aunque ya en Miami no será padre precoz como en la Cuba antigua, a no ser que te dé un disgusto.

    Hablando con mi amigo Javier de Santiago de Cuba ahora en S de Compostela - y en ayuno de 9 días ya por los presos- me dice que su amigo "Grabiel" lo está ayudando mucho.
    Casi me rio. Mi prima Gabriela no ha conseguido que nadie la llame más que Grabiela. Ya ves, la misma transposición fonética en Cuba que en Andalucía. No sé si en Miami la gente sigue con esa costumbre de cambiar de sitio la R.
    Un beso,
    Maria..

    ResponderEliminar
  7. Hija, recuerda que la mayor parte de los acompañantes del Gran Almirante eran andaluces, y luego se quedó la costumbre, hasta en mi familia, como te conté una vez, y lo del cambio de la vibrante R en Cuba es casi una epidemia, la cambian por cualquier fonema, por la g "geminación" pagque por parque, en La Habana. Por la líquida L amol, por amor, en Las Villas. Por la nasal N "nasalización" esto los pinareños: dicen vamo a toma n'agua, por tomar agua. En fin que si te cuento los malabares fonéticos de la islita, no sale de entre andalucía y Canarias. Ello sin hablar del "voseo" camagueyano y la asimilación de la sibilante S en la zona oriental.

    ResponderEliminar
  8. Creo que he oido tb la conversión de la sibilante L por la vibrante R, propia del andaluz sevillano populachero: "¡Mi arma, cuánto te quiero!"

    ResponderEliminar
  9. Creo que he oido tb la conversión de la sibilante L por la vibrante R, propia del andaluz sevillano populachero: "¡Mi arma, cuánto te quiero!"

    ResponderEliminar
  10. Hola, querido poeta:
    Las paredes no sé, pero los dibujos sí que están lindos. Muy abstractos (jajaja), pero eso es lo que se usa (no en las paredes, claro). A mí me viene bien que a este tipo de pinturas le pongan un título al pie. Gracias por la pista. Porque cuando me encuentro alguna que dice “sin titulo”, pues hasta ahí llegó mi imaginación. Mi abuelo materno también se llamaba Manuel (Manolo) y era de Vigo; por ahí y hasta en el árbol genealógico compartimos una que otra ramita, ¿no crees? Oiga, que en Cuba lo que más teníamos era gallegos. ¿O será que los cubanos le decimos gallegos a todos los españoles, así como a todos los asiáticos les decimos chinos? ¿…? Te abrazo

    ResponderEliminar
  11. Ubis querida, que bueno que me contactas por aquí. Ya fecebook me asquea un poco. Gracias. Concuerdo contigo. Un besote.

    ResponderEliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.