Translate

sábado, 28 de enero de 2012

Sábado de poesia con Liesel I. Diaz





Liesel Iluminda Díaz nació un día de julio en que las estrellas andaban de pleitos pero ella estaba muy tranquila consigo misma. No hace mucho tiempo. Solo el necesario para alcanzar la sabiduría. Por eso buscó la poesía para calmar sus furores, y lo peor, o lo mejor, ¿quien sabe? fue que la halló. Hecho que ocurre raras veces. Cualquier esquina de la vida engendra poesía. pero hace falta ojos para verla, oídos para escucharla, alma para soportarla. Aquí le dejo con Liesel. Ojalá no se asusten, que la poesía es también un susto.


Piel

Los olores marean mis esquinas. Me estremecen las ganas de recorrerte la piel, y, despavorida, escapo a tanta emoción.

Tu piel, donde amanezco, tu piel que encandila la mía de poemas y verbos locos.

Ándame despacio, que no quiero escuchar los segundos morir de aburrimiento.

Desnuda mis fragancias con apuro que quiero sembrar en ti mis penas.

Tu piel, reencarnada en mis pechos, hombre que se vuelve niño a mis reclamos.

Tu piel, enamorada fiel de mi nombre, enfilando cañones a las mariposas que disputan el baile inocente de mi estomago, contemplándote, en la humedad de mis noches.

Sola, pienso que nada era mejor cuando estabas, y nada tan triste cuando partía. ¿A dónde te habrán llevado tus pasos si mi piel también te busca en las sábanas tristes de mi memoria?


De sapos y de príncipes

De niñas nos acostumbraron a las historias bonitas de príncipes que amaban hasta el delirio y defendían de dragones y brujas el amor por la chica hermosa, al final se casaban en largas ceremonias donde el vino y el esplendor se tejían de promesas de amor eterno.

Quizás esa sea la razón tan simple de que al crecer, después de la tiara de los quince años y los vestidos enormes y el corset apretado, esperáramos aquel beso de amor y el "sí quiero" con el príncipe de uno de aquellos cuentos.

No tengo nada en contra de los príncipes, pero mucho menos en contra de los "sapos".

Desde el "Génesis" y hasta nuestros días, le hemos visto pasar a los primeros por nuestras vidas, algunos presuntuosos con su capa invisible, regalando mentiras disfrazadas de poemas, a otros, los más atrevidos, invitando al baile a más de una, los menos aventurados tomando tu mano con su corazón en ella y sin otra esperanza que el abrazo final que concluya todo, y también los que aman, los sinceros, los que en franca competencia con el cuento de hadas complementan su palabra con su acción de hombre de estos y todos los tiempos. No diré si son muchos o pocos, simplemente son.

Por eso prefiero el romántico esplendor de los "sapos" que te mortifican el beso, lo buscan desesperadamente detrás del “no” inicial y lo convierten en fragancia e ilusiones. Los olvidados que se dicen victimarios y quizás lo sean, los que esperan el suspiro y no renuncian, los que te miran a los ojos no en busca de respuesta o compañía sino encontrándose a sí mismo.
Mi cuento siempre tiene un feliz final, porque sin prometer la transformación, le tienes con una sonrisa bella que te enciende, con un hombro cómodo y una mano larga para alcanzarte estrellas, comprendiendo que le cediste la costilla y fuiste a dar en su regazo como premio compartido por la espera de felicidad merecida. Por eso me gustan los sapos, que no interrumpan mi noche ni me reclamen miedos o les moleste que ayer andaba en la búsqueda inútil de mi misma teniéndome tan cerca. De sapos y príncipes podemos cambiar papeles y nosotras mismas no somos juezas sino aprendices de esta fabula donde Unicornios pastan con leones y la Caperucita se disfraza de loba feroz para asustarse ella misma.

Me gusta, una tarde de estas armo mis trampas para sapos, quiero tener uno feliz a mi lado, con una tan frágil que tenga que cuidar día a día, segundo tras segundo, de mis cambios de humor y mis fantasías, de sus encantos y mis prisas.


Olvido absoluto


Ando cerrando puertas. Quizás con el temor de convertirme en estatua de sal. El primer paso es tratar un par de veces de mirar por el resquicio que dejamos, y tratar de encontrar allí alguna esperanza que nos haga recapitular. Pero cierro la puerta y echo llaves, doble cerrojos y me armo de una sonrisa, la mejor que pueda encontrar.

Mis razones son obvias. Soy mala perdedora, y peor con la memoria. Si te digo quiero, mi capricho insensato no me deja razonar. No puedo negarme a mi misma el regalo del amor verdadero o lo más parecido a eso. Por eso colecciono palabras para envolver mis miedos y entregarme con una venda transparente en los ojos con censor a las mentiras y al dolor. ¿Y qué pides? ¿Dejar la puerta entreabierta por si acaso una noche de estas te enteras que me extrañas? Cuando eso suceda ya te habré olvidado. Hablando hipotéticamente donde dos y dos son cuatro, y no cinco, ni tres.

Ando abriendo puertas nuevas, con caminos prometedores que no hubiera encontrado con las viejas puertas espiándome con sus promesas y Pinocho en la otra esquina sacando cuentas. En el amor no se saca cuentas. Se dice todo y no se calla, se especula solamente con los días de lluvia como mejor pretexto para estar juntos y entonces cuando te das cuenta que todo es pretexto para encontrarte, del otro lado apareces tu misma, dándote las gracias por la decisión tomada. Olvido absoluto, sin mácula ni arrepentimiento, ni siquiera indiferencia, difuminado en el aire, peor que eso: nada.

miércoles, 25 de enero de 2012

Un amor en los ochenta




















Hace muchos años escribí esta novela. Fue allá por 1989. Para entonces en Cuba lo que no estaba prohibido era obligatorio. Fuera de la agenda del único partido político poco se podía hacer. Pensar era doloroso; hablar, muy peligroso, y soñar, un delirio que casi siempre terminaba en frustración o catástrofe.

Por esos tiempos cada tabique del socialismo real se desmoronaba. Las utopías se decoloraban y los viejos y empecinados retocadores de museo se empeñaban en repintar las filigranas con que habían adornado sus discursos. El mundo se configuraba con otra geografía ideológica y el pobre ser humano, aún con colgajos de la vieja tela de araña adheridos a sus conciencias, buscaba serventías más ciertas.

En ese ambiente nació Un amor en los ochenta. Una novela en la que no ocurre nada, salvo sueños que se desvanecen, recuerdos que atenazan el espíritu, amores que se malogran y alcoholes farragosos que distorsionan la visión de la realidad.

Una novela en que los personajes giran sin solución y se enquistan y adocenan sin remedio por mandato oficial, pero asumen su estado con cierto adolorido sentido del humor.

Solo la gracia y desenfado del lenguaje en que fluye el monólogo del personaje/narrador, con todo su cúmulo de contradicciones, funciona como progresión dramática para desembocar en el único sendero posible: convertir el arte en bálsamo contra la hostilidad del entorno.

Y es ahora que he decido entregarla a Publicaciones Miami para su difusión. Ojalá les guste y sirva para corroborar esa tesis de que quienes vivieron bajo una dictadura totalitaria merecen una segunda oportunidad sobre la tierra.

Los espero en la presentación que se realizará en el lugar, fecha y hora que indica la invitación que extiende Publicaciones Miami.

sábado, 21 de enero de 2012

Villar Mendoza o la desesperación

Es la hora de la solidaridad internacional con la disidencia, de aislar políticamente al gobierno cubano en cualquier foro internacional. Los mandatarios de naciones democráticas como Brasil tienen que evitar los viajes a la isla. El Vaticano debe sopesar su compromiso con los derechos humanos, y con los desafortunados de todo el mundo, y sus deberes como Estado. La propagación de la fe debe comenzar por la solidaridad con las víctimas. La presencia del papa Benedicto XVI en la Isla en marzo no será más que una carta abierta a la impunidad del régimen. La situación cubana ha llegado al gesto de desesperación. No apoyar ese gesto hoy día es una forma de complicidad, ha escrito Alejandro Armengol, en un artículo que recomiendo.

Sábado de poesía con Francisco Larios




Francisco Larios, Nicaragüense; reside actualmente en Estados Unidos. Ha publicado un poemario, “Cada Sol Repetido”, anamá Ediciones, Managua, Nicaragua, Noviembre del 2010 (disponible en amazon.com). Tiene varios libros inéditos. “Cada Sol Repetido” fue presentado en Managua por el escritor e historiador Jorge Eduardo Arellano, Director de la Academia Nicaragüense de la Lengua, quien lo ha calificado como “un poemario celebratorio e introspectivo; abierto a la esperanza y fulgurante, pero sin eludir las sombras ni la muerte. Un poemario meditado y equilibrado…” Entrenado como economista, es consultor de economía internacional y catedrático, actualmente Profesor Adjunto en Nova Southeastern University en Davie, Florida.





Sobre la vida perfecta


Limpio, sólo el amor de proyectores
en libretos calculados para encanto, listos siempre
para agonías puras y profundas, de prosodia impecable,
y poética luz bañando el ángulo perfecto.

La vida no es así y el amor se llena de arrugas y uñas viejas
y se queda a engullir una fiesta de vinos baratos
y carcajadas con boca llena y dientes sucios:
él es la fantasía de lo imperdible y lo incompleto,
como una silueta borrosa en la memoria,
y por eso perdura cuando apagan las luces.



Comprensión de la cebolla

calladamente la cebolla almacena
múltiples mundos, lágrimas cortas, espera
los tajos eventuales del hambriento; guarda
                     aquellos mediodías
que corrían sin tiempo, indiferentes
al fogón, al mercado, a los cubiertos

No es fácil verla sin pensar en fortalezas de seda

¿Quién dice que es inmóvil y no siente?

Una ausencia encendida le sucede.



Ataraxia


En la gacela habita una tigresa
tras los ojos más pícaros del monte;
es dueña del recodo
seductora o presa por momentos
sin escape;
y sale de su cueva
bajo un polvo estelar
a revolcarse;
se han visto cara a cara
--les ha ocurrido amar;
no han de pasar a mañana,
pero eso ya no cuenta:
la picardía de sus ojos ha
serenamente
conspirado un rastro.



Charco en el fondo de un sueño


En la mente del sueño un pozo
es el pretexto de una vena;
y me pregunto, repetidamente,
qué es aquel reflejo en el fondo
como restos de luna;
así prosigue la eternidad;
sus migajas tiesas golpean
el cansancio del hombre;
--cualquier granizo.


Velo

“…los ojos tienen la culpa de todo.”
                                           Propercio


Absorta,
cuando solo la soledad
te tocaba,
¿presentías?

Minúsculo punzar,
lascivo acecho y
luz
rozando
tu abandono.
¿Viste?

Brevísima hojarasca
tras mis pasos,
precarísimo escape.
¿Lo has notado?

viernes, 20 de enero de 2012

Amnistía Internacional responsabiliza al gobierno de Raúl Castro por la muerte de Wilman Villar

Amnistía Internacional ha responsabilizado al gobierno cubano por la muerte del prisionero político cubano Wilman Villar Mendoza, quien falleció el jueves en el Hospital Juan Bruno Zayas en la ciudad de Santiago Cuba.

Javier Zúñiga, asesor especial de Amnistía Internacional ha expresado que "La responsabilidad por la muerte de Wilman Mendoza Villar recae directamente sobre las autoridades cubanas”.

El funcionario añadió que en "Su trágica muerte se destacan las profundidades de la desesperación que enfrentan los otros presos de conciencia que siguen languideciendo en las cárceles cubanas, que deben ser liberados inmediata e incondicionalmente".

La organización ha afirmado que “La muerte bajo custodia de un preso de conciencia cubano después de una huelga de hambre es un recordatorio impactante de la intolerancia del gobierno de Raúl Castro para la disidencia.

Wilman Villar Mendoza, de 31 años, murió el jueves en el Hospital Juan Bruno Zayas en la ciudad de Santiago a donde había sido trasladado el 13 de enero desde la cárcel de Aguadores donde protagonizaba una huelga de hambre en protesta por un juicio injusto y su encarcelamiento.

Villar Mendoza cumplía una condena de cuatro años de prisión por cargos relacionados con su participación en una manifestación pública en contra del gobierno.

Javier Zúñiga ha señalado también que "Las autoridades cubanas deben poner fin al hostigamiento, la persecución y el encarcelamiento de manifestantes pacíficos, así como activistas de los derechos políticos y humanos."

Amnistía Internacional recuerda que Villar Mendoza no es el primer preso de conciencia que muere en una  prisión cubana.

Orlando Zapata Tamayo, un preso de conciencia encarcelado tras la "Primavera Negra" ofensiva contra los grupos de oposición en marzo de 2003, murió en prisión el 23 de febrero de 2010 después de varias semanas en huelga de hambre.

Gobierno español emplaza al gobierno cubano ante la muerte de Wilman Villar

Otra muerte innecesaria





















No hay extensión más grande que mi herida,
lloro mi desventura y sus conjuntos
y siento más tu muerte que mi vida.

miércoles, 18 de enero de 2012

Arquitectura, literatura y realidad



Mientras leía un artículo del señor Alejandro Armengol sobre la arquitectura de La Habana, su estoica resistencia ante el embate devastador del castrismo sobre la ciudad y el modo en que diferentes generaciones de escritores cubanos han reflejado la relación entorno/literatura, ha llegado desde Cuba una noticia que echa por tierra cualquier metáfora.


El diario español ABC ha asegurado que “Tres personas han fallecido y seis resultaron heridas por el derrumbe de un edificio en el popular barrio de Centro Habana, en la capital cubana, ocurrido en la noche del martes.


Añade el periódico español que “El edificio, de tres plantas, se ubica en la intersección de las calles Infanta y Salud y estaba declarado inhabitable desde hace años aunque en él vivían varias familias, según dijeron a EFE vecinos de la zona”.


La lente siempre alerta del escritor Orlando Luis Pardo Lazo trajo imágenes de la catástrofe y uno se da cuenta cuanto de irrealidad kafkiana tiene la realidad cubana que por más que trate de maquillarse no pierde sus visos de tragedia.

Otros sitios digitales especulan que la cifra de muertos sobrepasa los 6 y que la cifra de heridos no ha sido precisada. Los medios oficiales no han brindado un balance total de las víctimas.

Se afirma también que el hospital Calixto García no da abasto para la cantidad de heridos y está reclamando donaciones de sangre para los que ya atiende. Sobre ellos tampoco han informado los medios oficiales.

martes, 17 de enero de 2012

La novela de tu vida

Si quieres escribir y publicar La novela de tu vida, pulsa aquí y entérate.


Toda vida es una novela. Cada ser humano tiene una historia grandiosa que contar, un cúmulo de experiencias, sufrimientos, felicidades y sabiduría que dejarle a los demás. En los tropiezos y las victorias vive el drama de cada quien y los demás lo necesitan para elevarse como persona. La novela de tu vida nadie puede contarla mejor que tú.

La Editorial Publicaciones Miami ha creado el mecanismo para que La novela de tu vida no deje de escribirse. Tu historia está en tus manos. Contáctanos y te haremos realidad el sueño de tener tu propio libro, tu propia historia en La novela de tu vida.

Cuántas veces hemos asegurado: Mi vida es una novela. Porque una vez que hemos analizado nuestra existencia nos damos cuenta de que la literatura se nutre precisamente de personas como nosotros y que lo extraordinario radica en esa fuerza con que vencemos lo cotidiano. En cada uno de nosotros ha vivido un héroe con su historia muy particular. Y de eso se trata: dejarle nuestra historia a otros que harán la suya creyendo en el futuro.












sábado, 14 de enero de 2012

Sábado de poesía con Janisset Rivero

Tristeza 



La noche es larga y honda
como una queja, y el hombre
está aferrado a su tristeza.

La vida tiene, a veces,
la frescura de un beso; y otras
una pregunta insondable y abierta…

Y la noche deshoja sus velos apagados,
como lanzas hirientes recaen sobre su pecho.

El pecho de la pena, del recuerdo,
del beso que se acaba…
El hombre se levanta desnudo,
con sus manos abiertas, suplicantes….
La tristeza acomoda su grito despiadado
y ensancha su desvelo.


Sombra


Tender la mano
hacia la sombra donde habitas;
tender la mano abierta y vacía
como un amanecer,
y extenderla,
hasta romper el grito de la noche,
la distancia aparente
entre dos soledades cardinales.

Tender la mano hacia tus pasos
y tocar el camino, levemente,
como rozando el agua de un estanque…
y extenderla
hasta encontrar tu mano solitaria
al final de la sombra.



Desde aquí 


Desde aquí miro la vida
de prisa sobre el tiempo;
cabalgando los días
suave y breve.

Desde aquí aquella luz
que brilla entre las nubes,
el viento y su caricia,
el arco iris de la lluvia y el sol
en su genuino abrazo.

Miro, siento
que pasa todo y nada;
que aun late con su cadencia fija
el alma que me habita,
la sangre que fluye incesante y plenaria.


Desde aquí también la muerte
y su secreto,
la sobriedad y el grito
de la muerte,
y la pregunta, siempre abierta,
del destino.

Desde aquí
mis ojos y la noche,
mi alma y la mañana,
mi sombra y el olvido.


Ella


Ella,
toda la humedad del rocío
en la mañana.
El brillo de los sueños
palpitantes y vivos
en sus pupilas nuevas.

Todo lo dulce
que agoniza en mi pecho.
Flor que amanece
entre mis manos.
Aurora,
los hilos transparentes
del verano.

Promesa inextinguible
que se alarga…
Su voz
mi canción predilecta;
su mirada
el pasto donde reposa el alma.
Sus manos
el camino abierto hacia lo eterno.










jueves, 12 de enero de 2012

Si no lloraste, vas preso

La noticia más inusitada -pareciera de Cuba- del día la he leído hoy en Diario de Cuba. Vean esto

Los norcoreanos que no veneraron debidamente la memoria del difunto Kim Jong-il, durante los días de luto, corren el riesgo de pasar hasta medio año en trabajos correccionales, informó el canal Russia Today.

Cuba es mi alimento

En entrevista con Radio Nederland, tras recibir el premio literario francés Roger Caillois, el escritor cubano Leonardo Padura ha aseguardo que su sentido de pertenencia lo hace permanecer en Cuba, en La Habana, en la misma casa  donde nació, porque Cuba es su alimento.

sábado, 7 de enero de 2012

Sábado de poesía con Kamiyalki Troncoso



Kamiyalki Troncoso. No sé quién es, dónde nació, a qué se dedica, pero tiene un talento que le retraquetea. Por eso lo he invitado a este sábado de poesía.




Laura Pollán sigue siendo nuestra guía

Una entrevista del periodista estadounidense Tracey Eaton a Berta Soler, líder del Movimiento Damas de Blanco Laura Pollán.


Berta Soler from Tracey Eaton on Vimeo.

Radio Martí no necesita enemigos

Hay quienes afirman que es mejor estar cerca de un canalla que de un estúpido. Los canallas calculan; los tontos lo estropean todo sin darse cuenta, y lo peor, no se puede discutir con ellos porque te ganan por experiencia.

Desde el 19 de diciembre de 2011, día en que leí la peor torpeza que se pueda cometer en una emisora federal cuya misión es brindar información veraz y confirmada por más de dos fuentes acreditadas y programas informativos referentes a Cuba y el mundo, no entraba a martinoticias.com

Ese día recordé, no sin una sonrisa, al maestro del humor y la radio Guillermo Álvarez Guedes. En sus programas se burlaba de “los regalitos” a los oyentes para atraer más audiencia y aseguraba que a él lo escuchaban por la calidad no porque obsequiaba un “pan con lechón”.

No entraré en consideraciones sobre la necesidad de mecanismos comerciales para atraer audiencia porque como Radio y TV Martí no es una emisora comercial ni su misión es competir con otras, ya el uso mismo de recursos comerciales (rifas, regalitos, etc) es una violación de las normas que la rigen.

Pero eso sí, les brindaré algunos datos elementales extraídos de la propia página digital de la emisora. Afirma la información que se recibió un promedio de 70 llamadas diarias. ¡70 llamadas diarias! Astronómica cifra. En 16 días de vigencia de la rifa suman 1120. Rating nunca visto. ¡Verdaderamente colosal!

Esa gigantesca cifra representa el no menos titánico 0.000007% de la audiencia potencial (11 241 900 habitantes de la isla) que debía participar. Que, óigame, una bicicletica eléctrica en Cuba hace una falta que usted no puede imaginarse. Gran triunfo. Tanto que hasta lo publican.

Ciertamente, Radio Martí no necesita enemigos. Con la nueva administración le basta.